Diez dermatólogos europeos con gran experiencia se muestran a favor de usar el dimetilfumarato para el tratamiento de la psoriasis crónica en placa.

Primer consenso europeo sobre el uso de dimetilfumarato en la psoriasis crónica en placa

El Journal of the European Academy of Dermatology and Venereology se ha hecho eco del primer consenso europeo de expertos sobre el uso de dimetilfumarato en la psoriasis crónica en placa, de moderada a grave. Este acuerdo es sostenido por diez dermatólogos europeos que cuentan con amplia experiencia en el abordaje de esta enfermedad y el uso los EAFs en la práctica clínica. Además, algunos de estos especialistas también tienen experiencia en la elaboración de guías nacionales y europeas, incluyendo la actualización de 2015 de la Guía Europea S-3 para el tratamiento sistémico de la psoriasis.

Según los expertos este consenso se basa en el perfil de seguridad favorable de los ésteres de ácido fumárico (EAFs) junto con su eficacia a largo plazo proporciona una opción terapéutica de primera línea para alcanzar un control continuado de la enfermedad en pacientes con psoriasis crónica en placa, de moderada a grave, cuando la patología no puede controlarse adecuadamente con tratamientos tópicos y fototerapia. También han certificado que es el principal principio activo para los efectos clínicos en psoriasis.

Ulrich Mrowietz, de la Universitätsklinikum Schleswig-Holstein (Alemania) y uno de los autores del Consenso, afirma que “este tipo de medicamento tiene una eficacia clínica sostenida junto con un perfil de seguridad favorable, y las Guías Europeas S-3 en el tratamiento sistémico de la psoriasis crónica en placa recomiendan los EAFs para el tratamiento de inicio y el tratamiento a largo plazo de la psoriasis”. Mrowietz añade que “los resultados del encuentro de expertos, que se ha traducido en la elaboración de un consenso y en una guía basada con datos reales del uso clínico de DMF en la psoriasis crónica en placa, de moderada a grave, ofrece una pauta acerca de la selección adecuada de pacientes, las consideraciones en la dosificación de DMF, así como el manejo y monitorización de los efectos adversos”.

Fuente:

El Global

Mis favoritos