Un informe presentado en el 27º Congreso de la Academia Europea de Dermatología y Venereología, revela que esta patología crónica afecta al 20% de la población infantil y al 3% de la adulta.

Más de la mitad de los pacientes con dermatitis intenta ocultar la dolencia

Unos 3.000 expertos se han reunido en el 27º Congreso de la Academia Europea de Dermatología y Venereología, para poner en común los últimos avances.

Coincidiendo con la celebración del primer día europeo de concienciación sobre la dermatitis atópica, se ha presentado el estudio más grande realizado en el continente sobre calidad de vida con la forma severa de esta patología, que supone uno de cada cinco casos.

El trabajo, llevado a cabo por la Asociación Europea de Pacientes con Alergias y Enfermedades Respiratorias (EFA), revela la realidad del eccema atópico, una enfermedad dermatológica inflamatoria crónica que afecta al 3% de los adultos y al 20% de los menores europeos.

Los resultados, extraídos de 1.189 afectados de varios países, ponen en tela de juicio la idea preconcebida de los efectos de la dermatitis atópica sobre la vida de los pacientes.

Así, más del 50% trata de esconder el eccema, el 58% se avergüenza de su piel, más del 70% envidia a las personas con piel normal, el 23% no ve con optimismo su vida con dermatitis atópica y el 25% siente que no puede hacer frente bien a la patología. De ahí que muchas personas sufran estrés e, incluso, depresión.

Por otro lado, el 45% presentaba síntomas graves en el momento de realizar la encuesta y, a pesar de los cuidados, sufría casi a diario de piel seca o áspera (36%), picores (28%), piel cuarteada (17%) y descamación (20%). De hecho, solo el 15% se muestra muy satisfecho con su tratamiento actual.

Según Mikaela Odemyr, presidenta de la EFA, “los resultados revelan la resistencia y fortaleza que demuestran las personas afectadas por la dermatitis atópica grave, pero también la soledad y el poco reconocimiento con que viven la enfermedad, puesto que deben convivir con un picor constante y lesiones cutáneas recurrentes”.

Por ello, desde la asociación han aprovechado para solicitar mayor inversión en investigación con el objetivo de desarrollar mejores tratamientos y poner fin a los ciclos y brotes que dominan sus vidas.

La dermatitis atópica es una enfermedad compleja que requiere atención multidisciplinar. El 45% de los pacientes encuestados afirma que ha influido en sus relaciones, su vida sexual y sus aficiones la semana anterior a la entrevista.

Debido a los problemas cutáneos, se sienten en inferioridad de condiciones en el trabajo (38%). Además, uno de cada cuatro participantes –en particular los de cincuenta años o más– declara que a veces no se siente capaz de afrontar la vida.

“Asimismo, el 13% de los pacientes entrevistados para esta encuesta pierden más de 11 días al año en el trabajo o en los estudios. Pero queda silenciado”, explican desde   la EFA.

La dermatitis atópica en su forma más grave no solo afecta en el plano físico y psicológico, sino también en el económico. Estas personas deben afrontar de media unos gastos de 927,12 € al año para acceder a los cuidados médicos que necesitan.

Esto supone una media mensual de 77,26 euros, cifra que España supera con un gasto por paciente y mes de 81,53 euros, solo por debajo de Dinamarca y Reino Unido.

Fuente

  1. Jano
Mis favoritos