La asociación de eczemas con estas tendencias es clara, según una revisión de estudios sobre el tema

Las personas con dermatitis atópica son más propensas a las ideas suicidas

Las personas que sufren dermatitis atópica (los comúnmente llamados eczemas) son un 44 por ciento más propensas a tener ideas suicidas y tienen un 36 por ciento más de probabilidad de cometer un intento de suicidio.

Así lo concluye un meta-análisis de 15 estudios observacionales sobre tendencias suicidas publicados entre los años 40 y 2018, que ha sido publicado en la revista JAMA Dermatology.

Estos trabajos suman un total de 4,7 millones de participantes, de los cuales 310.000 sufrían dermatitis atópica (distribuidos por sexos, había un 52,7 por ciento de mujeres) y el resto sirvieron de grupo control (el 50,9 por ciento, mujeres).

Mientras que las diferencias entre ambos grupos fueron significativas en cuanto a las ideas y los intentos de suicidio, los autores de la revisión afirman que, en relación a los suicidios llevados a cabo, los resultados son inconsistentes.

La dermatitis atópica es una enfermedad que está asociada a numerosas comorbilidades psiquiátricas. Al ser una patología visible, muchos pacientes experimentan vergüenza y sufren una estigmatización, que desemboca en trastornos de ansiedad y depresión.

Derivación a salud mental

Los niños con eczemas tienen peores que notas que el resto. De adultos, las personas que sufren dermatitis atópica tienen menos oportunidades laborales. Sin embargo, hasta el momento no se había medido la asociación entre esta enfermedad y las tendencias suicidas.

Este trabajo sugiere que aquellos profesionales sanitarios que ofrecen atención dermatológica deben prestar mayor atención a las posibles consecuencias psicológicas de la enfermedad y, de ser necesario, deriven al paciente a profesionales de la salud mental.

Fuente:

Redacción Médica

Mis favoritos