Aprende más sobre fumaratos 

Información para los profesionales

Las guías europeas recomiendan los fumaratos para el tratamiento tanto de inducción como a largo plazo de la psoriasis

Los fumaratos son una opción bien establecida para el tratamiento de la psoriasis en placas, con un historial largo y favorable en términos de eficacia y perfil de seguridad.2

Una combinación de fumaratos es la terapia sistémica prescrita con más frecuencia en primera línea en Alemania y otros paises de europa para pacientes con psoriasis en placas de moderada a grave, donde los fumaratos se llevan usando desde hace más de 20 años,2,3 con una experiencia total que comprende más de 180.000 pacientes-año.4

Recomendaciones de las guías

Las guías europeas recomiendan los fumaratos para el tratamiento tanto de inducción como a largo plazo de la psoriasis.1

Mecanismo de acción

Se considera que la principal actividad del dimetilfumarato (DMF) y de su principal metabolito, monometilfumarato (MMF), es inmunomoduladora y antiinflamatoria.5

1. Efecto inmunomodulador: El mecanismo de acción del DMF y el MMF es principalmente inmunomodulador, resultando en un cambio en las células Th de tipo Th1 y Th17 a tipo Th2.6

2. Efecto antiinflamatorio: El DMF suprime la producción de citoquinas proinflamatorias como la IL-12 y la IL-23 en las células dendríticas a través de la interacción con el glutatión intracelular.7

 

Eficacia de los fumaratos en el tratamiento de la psoriasis a largo plazo

Los fumaratos (Fumaderm®) tienen una eficacia demostrada clínicamente en el tratamiento a largo plazo de la psoriasis de moderada a grave. El estudio FUTURE fue un estudio multicéntrico, retrospectivo y transversal que incluyó a 984 pacientes de 163 centros de dermatología en Alemania. Se diseñó para investigar la eficacia y seguridad de Fumaderm® en el tratamiento de la psoriasis a largo plazo.

Los resultados mostraron que el 76,2 % de los pacientes alcanzaron continuadamente una valoración de “mejora sustancial” o “blanqueado” tras 12 meses de terapia. La mayoría de pacientes pudo continuar con el tratamiento más allá de los 36 meses. Entre esto, el 83,6 % lograron una valoración de “mejora sustancial” o “blanqueado”.8

 

Adaptado de Reich et al. 20098

Otros estudios sobre el tratamiento a largo plazo también reportaron resultados positivos para la eficacia de los fumaratos.9,10

Los fumaratos tienen la tasa cruda de supervivencia acumulativa más larga en comparación con otros medicamentes sistémicos tradicionales según un estudio retrospectivo monocéntrico.11

Seguridad a largo plazo

En el estudio FUTURE los cambios en los parámetros analizados en los controles fueron generalmente insignificantes, con un 94,2 % de pacientes que no necesitaron modificar su tratamiento por este motivo. La mayoría de modificaciones de la dosis durante la fase de mantenimiento del tratamiento fueron reducciones de dosis debidas a una mejora de los resultados clínicos (en un 56,8 % de los pacientes).8

La presencia de comorbididades (que se dio en un 21,2 % de los pacientes) no afectó la eficacia de Fumaderm®, siendo el PGA similar entre pacientes con o sin comorbidilades documentadas. Hasta el momento no se conocen interacciones farmacológicas para los fumaratos.8

Los pacientes con una mejora significativa o completa tomaban de media una dosis de 3 y 2,8 comprimidos, respectivamente, en la fase de mantenimiento.8

También se han llevado a cabo otros estudios clínicos sobre la seguridad a lago plazo de los fumaratos en pacientes con psoriasis. Las reacciones adversas observadas tras el uso de fumaratos a largo plazo en un estudio con 66 pacientes fueron mayoritariamente leves, siendo la rubefacción, cansancio y problemas gastrointestinales las más prevalentes.12

Un estudio prospectivo observacional alemán demostró que la tasa de reacciones adversas graves (como infecciones graves, neoplasias malignas y complicaciones cardíacas graves) con el tratamiento con fumaratos no era diferente de la de otros tratamientos sistémicos a largo plazo.13 Otros estudios han respaldado la eficacia y buen perfil de seguridad de los fumaratos en pacientes con psoriasis tratados durante períodos largos de tiempo.14,15

REFERENCIAS

1. Nast A, Gisondi P, Ormerod AD, Saiag P, Smith C, Spuls PI, Arenberger P, Bachelez H, Barker J, Dauden E, de Jong EM, Feist E, Jacobs A, Jobling R, Kemeny L, Maccarone M, Mrowietz U, Papp KA, Paul C, Reich K, Rosumeck S, Talme T, Thio HB, van de Kerkhof P, Werner RN, Yawalkar N. European S3-Guidelines on the systemic treatment of psoriasis vulgaris–Update 2015–EDF in cooperation with EADV and IPC. European Dermatology Forum Guidelines [Online]. 2015. Último acceso: 12/01/2017. Disponible en: http://onlinelibrary.wiley.com/store/10.1111/jdv.13354/asset/supinfo/jdv13354-sup-0001-DataS1.pdf?v=1&s=b537740852c89200b2131f209dbd2a0af20ead88.

2. Mrowietz U, Szepietowski JC, Loewe R, van de Kerkhof P, Lamarca R, Ocker WG, Tebbs VM, Pau-Charles I. Efficacy and safety of LAS41008 (dimethyl fumarate) in adults with moderate-to-severe chronic plaque psoriasis: a randomized, double-blind, Fumaderm® – and placebo-controlled trial (BRIDGE). Br J Dermatol. 2017;176(3):615-623.

3. Mrowietz U, Rostami-Yazdi M, Neureither M, Reich K. [15 years of fumaderm: fumaric acid esters for the systemic treatment of moderately severe and severe psoriasis vulgaris]. J Dtsch Dermatol Ges. 2009;7 Suppl 2:S3-16.

4. Ruggieri S, Tortorella C, Gasperini C. Pharmacology and clinical efficacy of dimethyl fumarate (BG-12) for treatment of relapsing-remitting multiple sclerosis. Therapeutics & Clinical Risk Management. 2014;10:229-239.

5. Skilarence®. Ficha técnica. Disponible en: https://cima.aemps.es/cima/pdfs/es/ft/1171201004/FT_1171201004.pdf. Último acceso: 12/01/2018.

6. Ghoreschi K, Bruck J, Kellerer C, Deng C, Peng H, Rothfuss O, Hussain RZ, Gocke AR, Respa A, Glocova I, Valtcheva N, Alexander E, Feil S, Feil R, Schulze-Osthoff K, Rupec RA, Lovett-Racke AE, Dringen R, Racke MK, Rocken M. Fumarates improve psoriasis and multiple sclerosis by inducing type II dendritic cells. J Exp Med. 2011;208(11):2291-2303.

7. Rostami Yazdi M, Clement B, Schmidt TJ, Schinor D, Mrowietz U. Detection of metabolites of fumaric acid esters in human urine: implications for their mode of action. J Invest Dermatol. 2009;129(1):231-234.

8. Reich K, Thaci D, Mrowietz U, Kamps A, Neureither M, Luger T. Efficacy and safety of fumaric acid esters in the long-term treatment of psoriasis–a retrospective study (FUTURE). J Dtsch Dermatol Ges. 2009;7(7):603-611.

9. Mrowietz U, Christophers E, Altmeyer P. Treatment of psoriasis with fumaric acid esters: results of a prospective multicentre study. German Multicentre Study. Br J Dermatol. 1998;138(3):456-460.

10. Kolbach DN, Nieboer C. Fumaric acid therapy in psoriasis: results and side effects of 2 years of treatment. J Am Acad Dermatol. 1992;27(5 Pt 1):769-771.

11. Arnold T, Schaarschmidt ML, Herr R, Fischer JE, Goerdt S, Peitsch WK. Drug survival rates and reasons for drug discontinuation in psoriasis. J Dtsch Dermatol Ges. 2016;14(11):1089-1099.

12. Hoefnagel JJ, Thio HB, Willemze R, Bouwes Bavinck JN. Long-term safety aspects of systemic therapy with fumaric acid esters in severe psoriasis. Br J Dermatol. 2003;149(2):363-369.

13. Reich K, Mrowietz U, Radtke MA, Thaci D, Rustenbach SJ, Spehr C, Augustin M. Drug safety of systemic treatments for psoriasis: results from The German Psoriasis Registry PsoBest. Arch Dermatol Res. 2015;307(10):875-883.

14. Brewer L, Rogers S. Fumaric acid esters in the management of severe psoriasis. Clinical & Experimental Dermatology. 2007;32(3):246-249.

15. Harries MJ, Chalmers RJG, Griffiths CEM. Fumaric acid esters for severe psoriasis: a retrospective review of 58 cases. British Journal of Dermatology. 2005;153(3):549-551.

Mis favoritos