¿Qué síntomas presenta?

La mayoría de los pacientes con psoriasis presentan afectación a nivel cutáneo. Una minoría, aproximadamente el 15 %, experimentan síntomas en las articulaciones, como hinchazón o dolor, antes de tener una manifestación en la piel. El grado de afectación de la piel es variable.2

La mayoría de los tipos de psoriasis evolucionan de forma cíclica, con períodos de exacerbación sintomática, o brotes que suelen durar unas semanas o meses y luego disminuyen durante un tiempo, o incluso entran en un período de remisión.2

Formas clínicas

La psoriasis tiene una arquitectura compleja y puede manifestar varios fenotipos. Pueden aparecer múltiples fenotipos en un mismo individuo.2 Se han descrito diferentes tipos de manifestaciones cutáneas asociadas a la psoriasis:

Psoriasis en placas 

Es el tipo más común de psoriasis (90 % de los casos) y se caracteriza por la aparición de placas eritematosas y endurecidas, bien delimitadas y cubiertas de una escama plateada. Las rodillas, los codos, el cuero cabelludo y el tronco son las zonas de la piel más comúnmente afectadas.2 La psoriasis del cuero cabelludo se desarrolla en el 75-90 % de estos pacientes.

Psoriasis guttata o eruptiva

Este es el segundo tipo más común de psoriasis. Se caracteriza por una erupción de pequeñas pápulas en forma de lágrima. A menudo comienza en la infancia o en la edad adulta temprana, generalmente desencadenada por una infección, como la faringitis estreptocócica.2,8 Si no se trata, la psoriasis guttata puede desaparecer espontáneamente o convertirse en psoriasis crónica en placas. La enfermedad puede reaparecer, aunque el riesgo de que esto ocurra no está bien definido.11 Un tercio de los niños con psoriasis guttata desarrollan psoriasis en placas más adelante en su vida.8

Psoriasis inversa

Esta forma de psoriasis se caracteriza por la aparición de placas eritematosas en los pliegues del cuerpo. Debido al aumento de humedad en estas zonas, las lesiones a menudo carecen de escamas. Muchos afectados por la psoriasis inversa desarrollan otros subtipos de psoriasis de manera simultánea.2

Psoriasis pustulosa 

 

Este tipo de psoriasis se caracteriza por la presencia de pústulas estériles sobre una base eritematosa. Se observa principalmente en adultos, generalmente en pies y manos, y tiende a evolucionar a través de un ciclo con eritema en la zona seguido por la formación de pústulas y escamas. La aparición en el embarazo se denomina impétigo herpetiforme y puede tener relación con la hipocalcemia.2 Los agentes inhibidores del factor de necrosis tumoral (TNF), fármacos eficaces en el tratamiento de la psoriasis, se han asociado, paradójicamente, a la aparición de erupciones psoriasiformes pustulosas principalmente en las zonas palmar y plantar.8 La psoriasis pustular generalizada es genéticamente diferente cuando aparece sola o cuando está combinada con psoriasis vulgaris. Cuando aparecen conjuntamente, las lesiones cutáneas pueden progresar rápidamente y la enfermedad puede ser potencialmente mortal.8

Psoriasis eritrodérmica

 

La psoriasis eritrodérmica es la forma más grave de psoriasis y puede ser potencialmente mortal. Conduce a un eritema generalizado en aproximadamente el 90 % del cuerpo, lo que puede causar un intenso picor y dolor agudo. Además se asocia a una descamación de la piel en capas. Afecta a alrededor del 3 % de las personas con psoriasis y se presenta generalmente en los pacientes con psoriasis vulgaris inestable.2 Los síntomas compartidos por todos los fenotipos pueden incluir picor, ardor y dolor, y los pacientes sufren regularmente dolor y sangrado.2,8 La psoriasis ungueal afecta a alrededor del 50 % de los pacientes con psoriasis en el momento del diagnóstico, con una incidencia de por vida del 80-90 %. La sebopsoriasis es el resultado de la aparición simultánea de psoriasis y dermatitis seborreica, y afecta típicamente a la cara, el cuero cabelludo y la piel del área preesternal.8

Mis favoritos