que hacer onicomicosis
Consulta rápida
Qué hacer y qué no hacer en… onicomicosis
8 de septiembre, 2022

Qué hacer

  1. Confirmar el diagnóstico tras la sospecha por la apariencia clínica mediante pruebas complementarias: examen microscópico con hidróxido de potasio, cultivo de los raspados, PCR o citometría de flujo1-4.
  2. Recoger una muestra adecuada para realizar las pruebas complementarias que permitan la correcta identificación del hongo causante de la onicomicosis1,4. Se debe cortar la uña afectada lo máximo posible, de manera que incluya las partes quebradizas. Si se trata de una onicomicosis superficial, se puede extraer mediante un raspado con una cureta1.
  3. Tratar de manera precoz las comorbilidades, como la tinea pedis (pie de atleta), para mejorar la tasa de curación3. La coadministración del tratamiento de la tinea pedis puede potenciar la eficacia del tratamiento de la onicomicosis5.
  4. Valorar tratamiento oral en pacientes con afectación de la uña igual o superior al 50 %4‑75 %3. También, se debe considerar en pacientes con onicomicosis presente en más de tres uñas, dermatofitomas o afectación de la matriz ungueal4.
  5. Informar al paciente sobre la duración del tratamiento tópico y los objetivos terapéuticos para asegurar su cumplimiento. Debe mantenerse la aplicación diaria del tratamiento durante el tiempo necesario hasta lograr la curación micológica o la curación clínica1-5.
  6. Recomendar estrategias preventivas para evitar las recidivas, como mantener los pies frescos, secos y con las uñas cortas, utilizar calzado adecuado en duchas públicas y piscinas y lavar los calcetines a altas temperaturas1-5.
  7. Valorar el tratamiento tópico profiláctico en pacientes de alto riesgo, como inmunodeprimidos1,5.

Qué no hacer

  1. El diagnóstico no debe basarse exclusivamente en la presencia de síntomas y signos Ha de confirmarse con otras técnicas1-5.
  2. No se debe pautar tratamiento empírico previo a la confirmación microbiológica del diagnóstico1.

Referencias

  1. Ameen M, Lear JT, Madan V, Mohd Mustapa MF, Richardson M. British Association of Dermatologists’ guidelines for the management of onychomycosis 2014. Br J Dermatol. 2014;171(5):937-958
  2. Gupta AK, Mays RR, Versteeg SG, Shear NH, Piguet V. Update on current approaches to diagnosis and treatment of onychomycosis. Expert Review of Anti-infective Therapy. 2018;16(12):929-938
  3. Gupta AK, Versteeg SG, Shear NH, Piguet V, Tosti A, Piraccini BM. A Practical Guide to Curing Onychomycosis: How to Maximize Cure at the Patient, Organism, Treatment, and Environmental Level. Am J Clin Dermatol. 2019;20:123-133
  4. Leung AKC, Lam JM, Leong KF, Hon KL, Barankin B, Leung AAM et al. Onychomycosis: An Updated Review. Inflamm Allergy Drug Targets [internet]. 2020 [citado 6 jul 2022];14(1)32-45. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC7509699/
  5. Gupta AK, Versteeg SG, Shear NH. Onychomycosis in the 21st Century: An Update on Diagnosis, Epidemiology, and Treatment. J Cutan Med Surg. 2017;21(6):525-239
Mis favoritos