Blog

10 consejos para presentar datos en gráficos

Datos, datos y más datos… Aunque de nada sirve tener información si no la podemos transmitir a otros con claridad. Los gráficos son una herramienta ideal para presentar datos de forma concisa, eficiente y atractiva, si sabes cómo utilizarlos. Un gráfico mal escogido o elaborado puede ser un desastre.

En este post te daremos 10 consejos para que sepas elegir y preparar gráficos que comuniquen tu mensaje de forma eficaz.

Tipos de gráficos más utilizados

La primera pregunta que te debes hacer es si vas a representar gráficamente variables cuantitativas o cualitativas, ya que los tipos de gráficos que podrás utilizar serán diferentes.

Para las variables cuantitativas continuas se suelen utilizar los siguientes tipos de gráfico:

  • Histograma (figura 1). Ha sido la forma clásica de representar gráficamente la distribución de una variable cuantitativa continua. Su principal inconveniente es que esconde los valores que la generaron, por lo que no es posible reproducir los datos al visualizar el histograma. Por esta y otras limitaciones, el histograma ha sido desplazado progresivamente por las alternativas mostradas a continuación.
  • Diagrama de tallo y hojas. Este gráfico proporciona de un solo vistazo algunas características de la distribución de la variable, como los valores mínimo y máximo y el número de observaciones.
  • Diagrama de caja (figura 2). Permite evaluar fácilmente los dos aspectos más importantes de la distribución de una variable: su tendencia central y su dispersión.
  • Diagrama de puntos (figura 3). Permite representar todas las observaciones en una escala. Al igual que el diagrama de caja, permite representar varias variables en un mismo gráfico, lo que resulta útil para compararlas.
  • Diagrama de dispersión (figura 4). Este gráfico se suele utilizar para mostrar la relación entre dos variables.
Figura 1. Histograma
Figura 2. Diagrama de caja
Figura 3. Diagrama de puntos
Figura 4. Diagrama de dispersión
Autor: Daniel Penfield

Para las variables cualitativas y las variables cuantitativas discretas podrás utilizar los siguientes gráficos:

  • Diagrama de barras (figura 5). Sirven para comparar distintas categorías. La longitud de las barras es proporcional a la frecuencia con la que aparece dicha categoría.
  • Diagrama de sectores circulares (figura 6). Los «quesitos» o «pasteles» sirven para mostrar las distintas partes de un todo, de tal forma que el área de cada sector es proporcional a la frecuencia de la categoría que representa.
Figura 5. Diagrama de barras
Autor: Carrilano
Figura 6. Diagrama de sectores circulares
Autor: Carrilano

¿Diagrama de barras o histograma?

Aunque su aspecto es parecido y se suelen confundir, tienen diferencias importantes.

En el diagrama de barras (figura 5), estas están separadas unas de otras y el eje del que surgen no indica ninguna cantidad (salvo que representen la distribución de una variable discreta) sino que cada barra representa una categoría de una variable cualitativa y su anchura es irrelevante.

Por el contrario, el histograma (figura 1) no contiene barras, sino rectángulos adyacentes (sin espacio entre ellos) a lo largo de un eje horizontal que representa un continuo dividido en intervalos, de tal forma que cada intervalo se corresponde por un rectángulo.

Consejos para presentar datos en gráficos

Si quieres cautivar a tu público a través de los gráficos, presta atención a los siguientes consejos:

  1. Céntrate en lo importante. Antes de empezar a preparar el gráfico, párate a pensar cuál es el mensaje que quieres comunicar. Cuantas más ideas incluyas, más difícil será captar el mensaje central.
  2. Ten en cuenta al público. Tu objetivo es que la información llegue a tu público con claridad, así que adapta la complejidad del mensaje al nivel de conocimiento sobre el tema de las personas que verán tus datos.
  3. Ten en cuenta el medio. ¿Dónde vas a presentar el mensaje? ¿En un artículo detallado o en una presentación rápida de diapositivas?
  4. Elige el gráfico más adecuado para tus datos. Hay un tipo de gráfico que te encanta, pero ¿es el más adecuado para los datos que has analizado? No es lo mismo comparar datos que mostrar tendencias temporales que relacionar variables. Escoge el gráfico más adaptado a tus datos y al mensaje que quieras transmitir.
  5. Cuanto más simple, mejor. Esta es la regla de oro que debes seguir. Limítate a mostrar la información imprescindible para comprender el mensaje. Además, por muy bonitos que parezcan, no utilices muchos colores o tramas diferentes en tus gráficos para hacerlos más atractivos, ya que conseguirás el efecto contrario en tu público.
  6. Si no tienes claro qué gráfico debes escoger, prueba a utilizar varios y elige el más apropiado. Y, si es posible, muestra tus gráficos a una de las personas del grupo objetivo para verificar que el mensaje se interpreta correctamente. Lo que para ti tiene sentido puede que no lo tenga para tu público.
  7. Deja los efectos 3D para el cine. Por muy atractivos que parezcan, los gráficos en tres dimensiones pueden distorsionar la percepción de los datos y llevar a conclusiones erróneas.
  8. Piensa en los daltónicos. Se estima que un 0,5 % de las mujeres y un 8 % de los varones son daltónicos. Piensa en ellos cuando elijas los colores de tus gráficos.
  9. Consejos para los diagramas de barras:
    • El eje de frecuencias de los diagramas de barras debe empezar en el cero. No hagas trampas. Si no muestras toda la longitud de las barras, sus diferencias se magnificarán.
    • La orientación horizontal es más fácil de leer. Las etiquetas de las categorías se leen mejor si la orientación del diagrama de barras es horizontal.
    • Ordena las frecuencias de mayor a menor (o viceversa). Será más fácil comparar las categorías si se colocan por orden de frecuencia.
  10. Evita utilizar el diagrama de sectores circulares para una variable con muchas categorías. Puede parecer muy atractivo, pero evita utilizar este tipo de gráfico cuando quieras mostrar muchas categorías diferentes (por ejemplo, más de seis), ya que dificultarán la lectura.

¿No será mejor una tabla?

Los gráficos no siempre son la herramienta más adecuada para mostrar los datos. En ocasiones, una tabla o incluso un simple texto pueden ser mejores opciones para explicar la información con menos esfuerzo y tiempo.

Una imagen vale más que mil palabras

Saber exponer y comunicar datos es la clave del éxito y los consejos que te hemos dado te ayudarán a alcanzarlo. ¿A qué esperas para probarlos?

Referencias